Sus resultados de búsqueda

Bloody Mary, el cóctel del brunch

Publicado por Brunchear en 16 febrero, 2014
| 0

Bloody Mary Coctail with celery stalk and pitcher.

Aunque cada vez hay más cócteles que se suelen tomar para acompañar un buen brunch, el Bloody Mary es uno de los más conocidos. Se degusta tradicionalmente en aquellos lugares donde el brunch está asentado desde hace tiempo, como ciertas ciudades estadounidenses y ahora también en Europa. Vamos a conocer un poco más sobre este cóctel.

El Bloody Mary destaca por su color rojo. Es resultado de mezclar vodka, zumo de tomate, sal y pimienta negra, salsa de tabasco y zumo de lima o limón. Suele servirse bastante frío y, gracias al zumo de tomate, es perfecto para combatir la resaca, por lo que es el preferido de los amantes del brunch.

Además de en el brunch, está de moda tomarlo como aperitivo antes de comer o bien antes de cenar.

Bloody Mary Coctail with celery stalk and pitcher.

Orígenes

Como otras bebidas, su origen no es exacto y existen diversas versiones. Hay quien dice que fue creado por el barman del Harry’s New York Bar de París, Fernand Petiot, que en el año 1920 elaboró un cóctel para mezclar vodka y jugo de tomate a partes iguales. Posteriormente, Petiot se trasladó a Nueva York donde varió el combinado, añadiendo sal, limón y la salsa de tabasco. Otras fuentes aseguran que el cóctel nació de la mano de distintos barmans en la Gran Manzana.

El nombre del cóctel es bastante curioso, pues se atribuye a María I de Inglaterra, hija de Enrique VIII, que era conocida en su tiempo como María la Sanguinaria, pues quería restaurar el catolicismo en Inglaterra, y con ello murió mucha gente.

Preparación

La preparación del Bloody Mary es realmente fácil. Primeramente, podemos introducir bastante hielo en un vaso grande para añadir luego el vodka, la salsa de tabasco y el zumo de limón. Luego añadiremos el zumo de tomate y mezclaremos todos los ingredientes, mientras añadimos sal y pimienta.

Después aderezamos con un poco de sal con lima en el borde del vaso, algunas rodajas de lima en el interior del vaso y una hortaliza, como el apio, o bien una rodaja de limón. El hecho de que se le añada un trozo de apio puede deberse a que un huésped de un hotel que pidió un Bloody Mary no tenía varilla para removerlo y tuvo que hacerlo con esta hortaliza. El sabor fue exquisito.

Otras recetas

Muchos cócteles se permiten licencias. En el caso del Bloody Mary hay algunas variaciones, como es el hecho de que en Estados Unidos se sustituye el vodka por la ginebra. Otras variantes son mezclar zumo de tomate, de limón, vodka y tabasco con fresas; el resultado es una receta algo más dulce. Y para aquellas personas que quieren consumir menos calorías, hay una versión algo más light que mezcla zumo de lima, de tomate y de naranja con las especias que normalmente lleva.

 

Otras recetas de interés

El cóctel Mimosa, el preferido para el brunch

Huevos Rothko (huevos en canasta)

Polenta a la parmesana


  • Apuntar Local


Subscríbete a nuestro Newsletter

Únete a nuestra lista de emails para recibir las últimas noticias de Brunchear.com

Se ha suscrito con éxito