Sus resultados de búsqueda

Bolitas de crema de cacahuete casera

Publicado por Brunchear en 4 Octubre, 2016
| 0

En ciertos países, como el mío (los EEUU), los niños suelen merendar un sandwich con crema de cacahuete y a veces con mermelada de uva. Como muchos otros niños, mis meriendas siempre fueron ese sandwich y actualmente, sigo merendándolo. Aunque no nos fijábamos mucho cuando éramos pequeños, la crema de cacahuetes generalmente lleva mucho azúcar añadido, aditivos e ingredientes que no son muy aconsejables para la salud, como por ejemplo, el aceite de palma.

La otra opción seria comprar crema eco, pero todavía no he podido encontrar ninguna que no lleve demasiado azúcar. Esta crema puede aportar mucha proteína, fibra, grasas sanas (en cantidades moderadas) y no hacen falta tantos ingredientes porque es una receta súper sencilla. Por eso, decidí hacer mi propia crema de cacahuetes, pero como siempre, con mi toque. Os voy a enseñar lo fácil (y barato) que es hacer crema de cacahuetes casera.

crema_cacahuete1

Ingredientes

1 taza de cacahuetes naturales, sin cascaras

1 ½ Cuchara de canela

½ cucharadita de sal

1-2 cucharadas de aceite de coco (si queréis que sea más cremoso, echad más aceite)

½ cucharada de miel eco

10 dátiles (troceados)

1 cucharada de semillas de lino (doradas)

2 cucharaditas de coco rallado

Preparación

Poner los cacahuetes en una bandeja en el horno, cubrirlos con la canela y la sal, y dejarlos en el horno a 180 grados durante al menos 10-15 minutos para que se calienten y salgan sus aceites naturales. Me gusta añadir la canela porque aporta un sabor distinto, único y muy otoñal. Después, echarlos en una licuadora o un procesador de alimentos para triturarlos hasta que obtenga una consistencia parecida a la crema. Para aportar un sabor un poco más dulce, echar la miel (prefiero que sea eco). Para los que quieran una crema más cremosa, simplemente triturar durante más tiempo y echar más aceite de coco. Los dátiles se pueden cortar manualmente o también se puede triturar con la máquina de cocina, pero tienen que ser triturados separados y luego echarlos a la crema. Finalmente, añadir las semillas de lino y sacarlo del procesador. La consistencia que saldrá debe ser como una masa que se puede moldear en bolitas proteicas. Espolvorear con coco rallado y dejaras en la nevera para que queden firmes manteniendo su forma de bolita.

Estas bolitas son muy calóricas, sin embargo, si te comes una, es más o menos como la porción recomendada de crema de cacahuetes, con un poco más de sabor, fibra y sin aditivos. En mi opinión, todo es mejor cuando es casero. Para la gente que entrena y hace deporte, ¡es el snack ideal para después de entrenar!

 

Escrito por Olivia Rose Pittman


Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Apuntar Local


Subscríbete a nuestro Newsletter

Únete a nuestra lista de emails para recibir las últimas noticias de Brunchear.com

Se ha suscrito con éxito