Sus resultados de búsqueda

Origen del brunch

Publicado por Brunchear en 17 marzo, 2014
| 0

origen_brunch

El brunch (que viene de las palabras anglosajonas desayuno, breakfast, y almuerzo, lunch), está de moda y ya es toda una tendencia gastronómica en varios países del mundo.

El brunch se basa en hacer una comida antes de la hora normal del almuerzo o bien un desayuno tardío en días festivos, preferentemente el domingo que es cuando solemos levantarnos más tarde, al haber salido la noche anterior. Es una comida que parece pensada expresamente para paliar los efectos de la resaca del sábado, con el fin de comer con máxima tranquilidad y sin prisa. Así desayuno y almuerzo se fusiona en una sola comida que suele ser contundente y variada, y que tiene lugar entre las 11 h de la mañana y las 3 h de la tarde. Seguro que hasta ahora te suena pero, ¿sabes sus orígenes?

De Inglaterra a Estados Unidos

A diferencia de lo que se puede pensar, quienes introdujeron el concepto de brunch en Estados Unidos fueron los británicos. Hay varias versiones sobre el origen del brunch, aunque todas coinciden en establecerlo en el siglo XIX.

Este nombre salió publicado en el año 1896 en una revista de esta época, llamada Punch, y explicaba que los sirvientes de las casas de la alta sociedad británica tenían fiesta el domingo, por lo que entonces preparaban una gran comilona que mezclaba productos de desayuno y otros de la comida. La revista satirizó este término para describir las costumbres gastronómicas británicas de la época.

Puramente yankee

Otras fuentes señalan su origen en Estados Unidos, concretamente en las zonas rurales donde los granjeros tomaban un buen tentempié a media mañana para seguir posteriormente con su trabajo. Y también se dice que fue el periodista Guy Beringer que lo publicó en el semanario Hunter´s Weekly, al explicar que se trataba de una combinación de desayuno y comida que tomaban las familias de la alta sociedad de  Nueva York. El término, incluso, se atribuye a un periodista que escribió, en el periódico neoyorquino The Sun, sobre los hábitos alimenticios de los reporteros que solían comer a mediodía.

granger co_2

Gran variedad

Sea como sea, lo que sí es coincidente es que el brunch mezcla una gran variedad de alimentos propios del desayuno y la comida, con bebidas que pueden ser ligeras o con un poco de alcohol.

Es una gran ventaja porque el brunch puede contener desde bocadillos, a ensaladas, ricas pizzas, a tapas o aperitivos, pasando por sopas, huevos, bollería, quesos, embutidos, pollo, pavo… y todo ello regado de zumos y algunos cócteles como el tradicional Bloddy Mary o Mimosa.

El brunch en España 

No hace mucho que este término se ha instalado en España. Se queda y está completamente asentado, dada la influencia de los turistas y extranjeros afincados en el país. Empezó a verse en casas particulares de extranjeros, para pasar a restaurantes o lounge de hoteles y, ahora cada vez son más los locales que ofrecen brunch variados e incluso algunos lo han convertido en su oferta principal.

origen_brunch 2

Escrito por Deborah Camañes


  • Apuntar Local


Subscríbete a nuestro Newsletter

Únete a nuestra lista de emails para recibir las últimas noticias de Brunchear.com

Se ha suscrito con éxito