Sus resultados de búsqueda

Restaurante 2254: la mesa del último Brunch

Publicado por Brunchear en 3 marzo, 2015
| 0

2254 restaurant 4

Si existiera un santo para el brunch se celebraría un domingo soleado en una gran mesa llena de ágapes para compartir hasta el fin de los días. Hasta aquí creo que estamos todos de acuerdo. Si ese tal Santo Brunch fuera de carne y hueso elegiría la mesa infinita del restaurante 2254 para reunir a sus discípulos alrededor de un último brunch.  Pero como aquí no somos santos y Leonardo da Vinci ya hace siglos que pintó su gran obra maestra, todos los que pequen de gula son y serán bienvenidos a la grande bellezza para brunchear en Barcelona.

La distancia más corta entre dos puntos nunca ha sido una línea recta en gastronomía. Cuando el chef Nuncio Cona emprendió un viaje de 2254 kilómetros entre Palermo y Barcelona no los hizo del tirón. Antes de abrir su propio restaurante llenó la maleta de sabores y experiencias para que las recetas de sus platos y su materia prima fueran un constante homenaje a ese recorrido por tierras de la costa mediterránea italiana, francesa y catalana. El resultado es un brunch gamberro repleto de contrastes, con grandes subidas y bajadas del dulce al salado para poner a pleno rendimiento la sala de máquinas del paladar. Una sopa o una crema, cuatro platos equilibrados para compartir en el centro y un postre más el café (con premio) y agua.  Parece normal, pero nada de eso. En el 2254 se elimina de un plumazo la monotonía en la que han caído demasiados brunch en Barcelona. Aquí no se lleva el copia/pega. Basta ya de huevos benedictinos, tostadas y champiñones revueltos.  Nuncio juega con los ingredientes para conquistar el estómago sin prisa pero sin pausa: ensaladas con trampantojos, picantes asiáticos, mar y montaña, carne de caza y un helado de leche de oveja estratosférico.

Todas las conversaciones en el restaurante 2254 acaban volviendo al tema principal: la gran mesa que todo lo abarca: “Una mesa tan grande invita a la valentía. Al estar sentados en la misma mesa mucha gente ha compartido platos sin conocerse” dice el chef Nuncio Cona. Picar del desconocido. Siempre hay un plato del vecino que entra por los ojos y aquí, por fin,  también por la boca. Bravísimo. “Está dedicada a mi madre Anna para honrar las comidas familiares llenas de primos, tíos y amigos”. La que podría ser la mesa del último Brunch es la mesa de uno de muchos. 2254 kilómetros no son nada cuando la buena cocina acorta cualquier distancia.

2254 restaurant 1 2254 restaurant 2 2254 restaurant 3 2254 restaurant 5   2254 restaurant 2254 restaurant 7 2254 restaurant 6

Datos de interés

Dirección: Consell de Cent 335

Web: 2254 Restaurant

Escrito por Marc Casanovas. Sígueme en @casanovas_marc 

Otros posts de interés

Sergi de Meià, desayunos de absoluta proximidad


  • Apuntar Local


Subscríbete a nuestro Newsletter

Únete a nuestra lista de emails para recibir las últimas noticias de Brunchear.com

Se ha suscrito con éxito