En el corazón del Poble Nou se alza este local pequeño y acogedor que cuenta con un brunch excepcional. Sin duda, lo más destacado de Can Dendê es la comida casera a base de productos frescos y calidad; y eso se nota.

Aquí sirven un brunch clásico, de jueves a domingo, en el que puedes encontrar los musts de cualquier brunch neoyorquino. Además de sus ya famosos tomates verdes fritos con sweet chili souce, su carta esta llena de platos suculentos… Elegir no es nada fácil. No te puedes perder el Pão de Queijo, porque es ideal para picar mientras esperas el plato fuerte. Los huevos benedictinos son para chuparse los dedos, igual que la french toast o sándwich de pulled pork, marinado durante 24h y cocinado a fuego lento 6 horas más. Y si lo acompañas con unas patatats Raffles caseras estarás tocando el cielo.

Escribir una opinión

Tu puntuación
angry
crying
sleeping
smily
cool
Cargar

Your review recommended to be at least 140 characters long :)