Situado a un paso del MACBA, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, el restaurante Caravelle ofrece un brunch delicioso. Turistas y autóctonos se reúnen cada domingo para disfrutar de un delicioso desayuno en un local acogedor decorado con aires escandinavos.

Se puede encontrar desde el desayuno más clásico hasta los más espectaculares como las tortillas marroquíes, brioches franceses con vainilla de Madagascar, hamburguesas caseras, entre muchos otros.