Egg Restaurant, posee su propia granja en Oak Hill, donde consigue huevos y hortalizas frescas para el restaurante. Con el huevo como protagonista, Egg Restaurant sirve platos sencillos y sabrosos en un ambiente acogedor, donde predominan los blancos, las maderas y una decoración minimalista elegida con buen gusto.

Los precios son bastante económicos. Por menos de 15€ puedes saborear una deliciosa tortilla de queso Cheddar con tomate asado y hash browns (patatas fritas), huevos estilo Rothko (sobre una rebanada de brioche y cubierto con Cheddar), un plato de Chorizo & Eggs o unos deliciosos Pancakes.

Aunque durante toda la semana sirven platos similares en la hora del almuerzo, te recomendamos que pruebes el brunch de los fines de semana.