Podríamos hablaros de lo delicioso que es todo lo que sale de su horno, de las enormes colas que se forman en Navidad… Pero estamos seguros de que la mejor forma de que entendáis lo que sucede con La Gloria cada vez que se acerca el día de Reyes es que alguno de los primeros días del año os bajéis en la parada del metro de La Elipa y notéis como desde las mismísimas taquillas del suburbano comienza a distinguirse perfectamente el olor a roscón. Con más de medio siglo de bagaje (y dos locales más en el mismo distrito), la pastelería más conocida del barrio es también una institución en el resto de Madrid. Sus tartas de cumpleaños han estado en casi todas las casas de la zona y, por supuesto, sus roscones son la estrella de las mañanas de Reyes de muchos, muchísimos hogares.

Escribir una opinión

Tu puntuación
angry
crying
sleeping
smily
cool
Cargar

Your review recommended to be at least 140 characters long :)