El hermano menor del Bar Carmencita cerca de Conde Duque, La Gringa, es un local cuyo plato imperdible son los huevos benedictinos, que podrían definirse como escalfados y que se sirven con un bagel, beicon, salmón o aguacate  y salsa holandesa.

La carta propia de La Gringa incluye platos mexicanos, estadounidenses y españoles, toda una prueba de la fusión cultural que ha alcanzado su dueña, Isabel Job Álvarez, hija de madre española y padre americano (de Arizona). «Solo hacemos cinco platos muy simples; pero muy ricos y muy americanos. A la gente le gusta venir porque se siente a gusto», dice la gringa que todos quieren conocer.

 

Publicidad

Califica este local y escribe tu opinión

Tu puntuación para este local

angry
crying
sleeping
smily
cool
Cargar

Tu opinión debe contener al menos 140 caracteres.

building ¿Es tuyo este local? Reclámalo Reclámalo

Reclamar este local

Your request has been submitted successfully.