En pleno barrio de Malasaña, en la calle de La Palma, encontramos un polifacético gastrobar con uno de esos nombres que evocan sensaciones. Noviembre nos recibe con su fachada roja y su local de impecables tonos claros para recordarnos que hay lugares en los que siempre apetece cobijarse. Lugar idóneo para comer, cenar o tomar algo, este establecimiento ofrece además un delicioso menú brunch donde no faltan ensaladas, tostas, huevos fritos o revueltos, hamburguesas… y todo al competitivo precio de 15 euros.