El restaurante Olea traslada a Brooklyn los sabores de la cocina mediterránea. Desde la tortilla española y el sandwich de chorizo y queso manchego hasta las pseftokefedes (albóndigas griegas), la polenta italiana o un delicioso desayuno turco. Para refrescarte durante este viaje gastronómico te proponen una amplia lista de vinos mediterráneos, zumos, cócteles y cervezas artesanales. La atmósfera de Olea, con mosaicos, techos de madera, baldosas de terracota y música ambiental, termina de convertir el desayuno en una experiencia auténtica.