Este joven local (abrió en 2014) se encuentra en el precioso barrio de Chamberí y presume, no sin razón, de ofrecer un ambiente de una calidez y comodidad únicas en la capital. Desayunos, comidas, tés, tartas… como en casa. Pero el entorno no es lo único encantador aquí. Sangara también conquista nuestro paladar cada sábado con un brunch (sábados de 10:30 a 14:00 horas) de sólo 14 euros y en el que no faltan platos imprescindibles como sus huevos benedict con salmón o bacon y sobre pan bagel o patatas paja.  

Escribir una opinión

Tu puntuación
angry
crying
sleeping
smily
cool
Cargar

Your review recommended to be at least 140 characters long :)